• version imprimible
Viernes, enero 27 de 2017

Ministro de Hacienda y vocera de gobierno informaron sobre beneficios tributarios para donaciones de emergencia

Rodrigo Valdés precisó que se trata de una ley que ya tiene varios años que permite que las empresas “puedan descontar de sus tributos como un gasto común y corriente lo que provean en ayuda para la emergencia”. Titular de la Segegob sostuvo que “estamos seguros que nuestro espíritu más solidario surge en este tipo de circunstancias”.

Santiago, 27 de enero de 2017.- Ante los incendios que azotan a la zona centro-sur del país, el  ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés  y la titular de la Secretaría General de Gobierno, Paula Narváez, informaron sobre los beneficios tributarios para donaciones de emergencia asociados a la Ley N° 16.282 para que el mundo privado pueda con mayor facilidad ayudar a  las comunidades que se han visto afectadas por catástrofes.

Valdés explicó que se trata de una ley que ya tiene varios años que permite que las empresas y “puedan descontar de sus tributos como un gasto común y corriente lo que provean en ayuda para la emergencia”. Detalló que “para ponerlo bien en simple, si hay una empresa que quiere donar bienes o dinero directamente a fundaciones como las que ya están operando en el sur, como Desafío Levantemos Chile, Techo, Cruz Roja, pueden hacer esas donaciones y simplemente guardar para registros posteriores las colillas, las facturas exentas, lo que sea necesario y cuando hace su contabilidad poder descontar esto como un gasto necesario para producir la renta”.

El titular de Hacienda enfatizó que este mecanismo sólo se puede emplear para las donaciones destinadas a apoyar en tareas de emergencia en lugar declarados Zona de Catástrofe y detalló que una ventaja adicional de esta norma es que permite no usar el cupo de 5% que tiene cualquier empresa para hacer donaciones con beneficios tributarios, “por lo tanto, es un beneficio que no ocupa espacio para otros esfuerzos”.

Sostuvo que en estos días se están desplegando varias iniciativas de ayuda a los afectados por los incendios y esta ley “es un muy buen vehículo para que chilenos y chilenas que quieren apoyar a otros que están directamente en terreno, puedan ayudar. Es un beneficio importante que tenemos en Chile para ayudarnos entre todos”.

En esta línea, la ministra Narváez agregó que “queremos hacer un especial reconocimiento a todas aquellas iniciativas privadas, que también han impulsado algunos medios de comunicación, para ir en ayuda de las familias y de las personas afectadas por los incendios que están ocurriendo en nuestro país”. 

La vocera insistió en que “esa ayuda muchas veces anónima, que se conoce poco, va en la línea de mostrarnos que, como siempre, Chile es un país que unido puede superar las catástrofes como la que tenemos estos días”. Agregó que “estamos seguros que nuestro espíritu más solidario surge en este tipo de circunstancias”.

Ante consultas, el titular de Hacienda insistió en que aún no es posible dimensionar con precisión el costo de los daños y reconstrucción. “Ya vendrán los catastros, que son muy necesarios para dimensionar cuántos más recursos son necesarios para ayudar en una etapa de normalización, reconstrucción, de normalización productiva. Cuando tengamos dimensión de esto veremos cómo se financia, pero como dijimos ayer: el incendio es primero, las personas en el incendio también son primero y estaremos detrás de ellos”. Agregó que “entendemos muy bien que hay necesidades inmediatas y el Estado se está desplegando para cubrir esas necesidades. La prioridad uno es apagar el fuego por supuesto, cuidar las vidas, cuidar las casas y después es ir con ayuda inmediata a las personas que sufrieron directamente el efecto”. 

Acuerdo compensatorio

Consultado respecto al acuerdo de compensaciones entre CMPC, el Sernac y organizaciones de consumidores por el caso de colusión tissue, el jefe de las finanzas públicas dijo que  “es una buena noticia” y recordó que es “el primer acuerdo que existe de esta magnitud entre una empresa que se auto delata y dos de las asociaciones de consumidores ayudados por Sernac”. Añadió que se trata de “un monto bastante importante, un porcentaje muy alto de las utilidades de la empresa”.

Añadió que la tarea de distribución debe abordar “cómo se llega al mayor número de personas posibles”. Pero dijo que el monto total “es un número bastante impresionante para nuestra historia de compensaciones; por lo tanto, creo que es un buen triunfo de la institucionalidad al final y de las asociaciones de consumidores defendiendo los derechos de los consumidores en una economía como la nuestra, en que tiene que haber siempre competencia”.

 

Ir arriba