• version imprimible
Miércoles, noviembre 29 de 2017

Eyzaguirre y despacho del Presupuesto: “De manera unánime se aprueba la gratuidad para el sexto decil, ya no hay dos opiniones en ese sentido”

  • Secretario de Estado destacó que a partir del 1 de diciembre cerca de un millón de trabajadores del sector público contarán con el reajuste de 2,5% y bonos.
  • Valoró también la aprobación de la “tremenda expansión de la infraestructura hospitalaria, CESFAM, SAR. La gente en sus localidades sabe lo importante que es eso”.
  • Ante el aumento de la producción industrial, la autoridad señaló: “Cada vez es más claro, ya nadie lo duda, de que la reactivación está con nosotros y este gobierno se va a despedir del país con la economía creciendo al menos a la velocidad que la recibimos”.

Valparaíso, 29 de noviembre de 2017.- Su satisfacción por el despacho de la Ley de Presupuestos 2018 y del reajuste del sector público en el Senado, manifestó hoy el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, tras intensas jornadas de tramitación en el Congreso.

Con ello, ambas iniciativas quedaron en condiciones de ser promulgadas como leyes de la República.

El Senado dio luz verde al informe de la Comisión Mixta sobre el erario del próximo año, dando por despachado el Presupuesto de 2018, que considera un aumento del gasto fiscal de 3,9% y cuyos énfasis estuvieron puestos en educación y salud. 

“Fue un proceso de casi un mes y tenemos que destacar que ahora ya de manera unánime se aprueba la gratuidad en educación para el sexto decil, ya no hay dos opiniones en ese sentido. Se aprueba la tremenda expansión de la infraestructura hospitalaria; CESFAM, SAR. La gente en sus localidades sabe lo importante que es eso. Se aumentan mucho los recursos para la salud primaria, que es donde en definitiva la inmensa mayoría de la gente en Chile se atiende”, afirmó.

También destacó que se hicieron esfuerzos en un conjunto de otras materias como en el Servicio Nacional de Menores, donde se aumentaron los fondos en $ 4.000 millones para el programa de ayuda para menores que han sido maltratados o abusados sexualmente.

En cuanto a los recursos que se dejarán disponibles para la futura administración, la autoridad económica recalcó que se trata de una cifra en torno a US$ 700 millones, si se suma la libre disponibilidad, más la facultad de reasignación. “Para nosotros hubiera sido mucho más fácil y mucho más popular haber puesto US$ 700 millones en otras actividades que estaba reclamando la ciudadanía y el Congreso, pero estimamos que esa es una prioridad que debe ser establecida conforme al régimen democrático por el próximo Presidente”, aseveró.

Asimismo, el ministro aprovechó la oportunidad para agradecer a senadores y diputados por el acuerdo que permitió destrabar los recursos para financiar a los nuevos parlamentarios. “Agradecemos la generosidad de ambas cámaras para que haya una transferencia desde el Senado a la Cámara de Diputados, que sin duda alguna no deja incólume a los senadores, que van a tener que bajar mucho sus asignaciones y tampoco es suficiente para que los diputados puedan acomodar a los nuevos diputados sin rebajar también muy fuertemente sus asignaciones. Nosotros no hemos puesto recursos adicionales, tal como había sido el compromiso inicial. Obviamente, en el futuro este propio Congreso, con el Ejecutivo que venga, tendrá que evaluar si eso ha sufrido una merma o no en la labor parlamentaria, pero eso es un tema que se discutirá en el futuro”, añadió.

Salarios

Tras el despacho del proyecto de reajuste del sector público desde el Congreso, a partir del mes entrante los trabajadores del sector público recibirán un aumento de 2,5% (0,7% real) en sus salarios, y de 3,2% (1,4% real) para quienes tienen las rentas más bajas. Mientras que alrededor de un millón de funcionarios del Estado contará con un bono equivalente a $ 170 mil para quienes tienen rentas inferiores a $ 660 mil líquidos y para quienes superan esa renta y hasta $2.400.000, un bono de $ 85 mil. “En diciembre ya comienza el sueldo reajustado, así que el cheque va a salir un poquitito mejor”, acotó el ministro.

El secretario de Estado explicó que el reajuste fue responsable y acorde a las condiciones que permitía la economía. “Este año la productividad no está creciendo, lo que hicimos con la mesa del sector público, a quien agradezco su flexibilidad, es hacer una apuesta a futuro, porque dimos un 0,7% por arriba del IPC, con lo cual estamos entregando una señal al sector privado de que ahora que la economía comienza a reactivarse no sólo tienen que aumentar las ganancias o el empleo que es necesario, sino que también las remuneraciones reales de los trabajadores”, puntualizó. 

En cuanto al por qué este año no se congelaron las rentas más altas, Eyzaguirre explicó que “no nos parecía que por tercer año consecutivo debiéramos congelar las rentas altas de aquellos funcionarios –en este mismo Congreso o en el Poder Judicial o la FNE– que son funcionarios de carrera, que han llegado a ese nivel de renta después de una sacrificada vida funcionaria, que han ido escalando grado por grado”.

No obstante, recalcó que “otra cosa es la discusión que tengamos como sociedad respecto de las remuneraciones de los cargos de responsabilidad política. Eso es el proyecto del gobierno que ha pretendido separar de esta discusión de reajuste. Esperamos que sea una realidad, entonces el próximo año será una discusión de reajuste enteramente funcionaria que no se mezclará con la discusión de cuánto tienen que ganar los cargos políticos”.

La pronta aprobación del reajuste del sector público en el Congreso respondió al acuerdo alcanzado durante el sábado pasado entre 13 gremios del sector público y el Ejecutivo, lo que fue valorado por diputados y senadores. Se trató del primer acuerdo desde 2014.

Economía mejor

Más allá de la aprobación de las iniciativas, el secretario de Estado también abordó la evolución de la economía doméstica a partir de los índices sectoriales de producción industrial y minera que fueron dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

“Hoy día ha salido la cifra del índice de producción industrial, que estuvo en torno a 5%, por tanto ya cada vez es más claro, ya nadie lo duda, de que la reactivación está con nosotros y este gobierno se va a despedir del país con la economía creciendo al menos a la velocidad que la recibimos, lo que es una muy buena noticia y comprueba una vez más lo que hemos venido diciendo, pasamos por un ciclo internacional bajo, difícil, pero hemos logrado mantener la responsabilidad económica”, precisó.

En cuanto a sus expectativas para la entrega del Informe de Política Monetaria (IPoM) por parte del Banco Central que tendrá lugar la próxima semana, el secretario de Estado dijo que la entidad monetaria “ha planteado un crecimiento de la economía centrado en 3%, entre 2,5% y 3,5%. Eso está en línea con lo que estamos planteando, con las señales que estamos viendo. En materia inflacionaria son ellos los que tendrán la primera palabra, pero obviamente como ustedes lo han estado viendo, más allá del último mes, la inflación está debajo de 3% y esperamos que se mantenga en esos niveles por bastante tiempo más y por eso que ese reajuste de 2,5% es un reajuste real”.

Ir arriba