• version imprimible
Jueves, junio 18 de 2020

Hacienda ingresa proyectos que facultan al Banco Central de Chile para comprar bonos de Tesorería en el mercado secundario abierto

El Gobierno de Chile ingresó hoy un proyecto de reforma constitucional y un proyecto de ley que faculta al Banco Central de Chile para comprar instrumentos de deuda emitidos por el Fisco en el mercado secundario abierto en circunstancias excepcionales en las que así lo requiera la preservación del normal funcionamiento de los pagos internos y externos.

El ordenamiento jurídico vigente le prohíbe al Banco Central adquirir, de manera alguna, documentos emitidos por el Estado, sus organismos o empresas, así como financiar el gasto público mediante créditos directos o indirectos. Esta prohibición ha sido fundamental para la estabilidad de la moneda y la autonomía del Banco respecto de las necesidades financieras del presupuesto fiscal.

Sin perjuicio de lo anterior, la prohibición de adquirir títulos de deuda del Fisco en el mercado secundario abierto restringe las herramientas disponibles para enfrentar situaciones excepcionales críticas e impide al Banco efectuar ciertas operaciones que podrían contribuir a mitigar los riesgos para la estabilidad del sistema financiero. 

La mayor parte de los bancos centrales en las economías avanzadas están facultados para comprar y vender en el mercado secundario instrumentos de deuda del Fisco en la implementación de sus mandatos. Esta capacidad ha sido utilizada, por ejemplo, para influir sobre las tasas de interés de largo plazo a través de políticas no convencionales.

Entregar al Banco Central la facultad para implementar excepcionalmente una medida como la descrita, sujeto a los resguardos apropiados para cautelar su autonomía, en línea con lo observado en la experiencia internacional reciente, es un complemento necesario para que el país esté mejor preparado para enfrentar situaciones económicas delicadas, como las que atraviesa el mundo producto de la pandemia del coronavirus.

Esta reforma permitirá ampliar las herramientas entregadas al Banco Central para velar por el normal funcionamiento de los pagos internos y externos, mediante la provisión de liquidez a través de compra de títulos de deuda del Fisco en el mercado secundario abierto, y no para financiar al Estado. Es por eso que, en ningún caso, podrán adquirirse en el mercado primario títulos de deuda emitidos por el Fisco, organismos o empresas del Estado. 

Asimismo, el ejercicio de esta facultad requerirá del voto favorable de al menos cuatro de sus consejeros. 

Por último, una vez superadas las circunstancias extraordinarias, los títulos fiscales serán enajenados por el Banco Central en el mercado abierto, en la oportunidad, términos y condiciones que determine su Consejo.

En suma, el proyecto de reforma constitucional y el proyecto de ley permitirán dotar al Banco Central con instrumentos de política excepcionales para enfrentar situaciones financieras exigentes y extraordinarias.

Ir arriba