• version imprimible
Martes, junio 25 de 2019

Chile obtiene tasa históricamente baja en exitosa emisión de su primer bono verde en euros

• Los mercados internacionales volvieron a demostrar su confianza en la economía chilena, asignando un spread de 50 puntos base respecto de la tasa interbancaria de referencia, igualando el histórico más bajo en euros obtenido en 2017 y consiguiendo la menor tasa de interés obtenida en por el país en euros (0,83%) en su historia, con una importante demanda de inversionistas especializados en bonos verdes. 

• La colocación del bono verde en euros con vencimiento en 2031 totalizó €861 millones. El bono logró una demanda inicial de €4.015 millones, 4,7 veces el monto ofertado.

• En línea con el plan de emisiones para el año 2019 presentado a inicios de año, con esta transacción se completa el monto destinado para las emisiones de bonos soberanos en moneda extranjera. 

• Ambas emisiones fueron pioneras en todo el continente americano, y el bono en euros destaca por ser el primer soberano no europeo en emitir en dicho continente un bono verde. 

Hoy Chile emitió su primer bono verde soberano en euros con vencimiento en el año 2031 por €861 millones, estableciendo de esta forma una nueva referencia en dicho mercado.

La operación destacó por haber conseguido igualar el mínimo spread histórico de 50 puntos base (pb) respecto de la tasa interbancaria de referencia, igualando el obtenido en 2017 y una tasa de interés de 0,83%, la más baja obtenida por Chile en euros en su historia, superando la tasa de 1,472% de emisión del año 2015. 

Es destacable que al igual que en la emisión en dólares la tasa de adjudicación en una emisión en moneda externa es menor a aquella estimada con información del mercado secundario, es decir, una concesión de tasa negativa de aproximadamente 10 puntos base.

La operación concitó una alta demanda, totalizando €4.015 millones, 4,7 veces el monto ofertado, con una demanda proveniente de distintos tipos de inversionistas, con particular presencia verde y diversificada también por geografía.

El Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, destacó la operación: “La emisión de un nuevo bono verde, esta vez en euros, fortalece nuestro firme compromiso ante el cambio climático. Coherente con el reciente resultado de la emisión en dólares, los resultados de esta operación reafirman la confianza de los mercados internacionales en nuestro país, obteniendo tasas históricamente bajas, incluso por debajo de aquellas equivalentes del mercado secundario". 

Respecto de la tasa de adjudicación, la demanda se compuso de más de 200 cuentas de inversionistas provenientes de Europa, Asia, y de todo el continente americano. 

El resultado de esta operación confirma tanto la solidez macroeconómica del país como el exitoso resultado de los esfuerzos de promoción realizados por el Ministerio de Hacienda en diversas regiones, a través de visitas a inversionistas (roadshows), con el fin de atraer el interés internacional. Estos esfuerzos complementan aquellos realizados por mantener informados a los inversionistas tradicionales a través de publicaciones en nuestra página web, newsletters y una relación fluida mediante la Oficina de Relación con Inversionistas (IRO, por sus siglas en inglés).

Contexto de la emisión

Al igual que la reciente emisión en dólares, este bono verde se emitió tras obtener una positiva evaluación del denominado “Marco para Bonos Verdes”, el cual fue evaluado exitosamente a fines de mayo por Vigeo Eiris. Esta agencia independiente internacional, especializada en investigación de temas medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, en inglés), otorgó al Marco para Bonos Verdes el más alto grado de seguridad respecto a la contribución de los bonos contemplados al desarrollo sostenible.

Además, el portafolio de proyectos asociado a esta emisión ha obtenido la certificación de Climate Bond Initiative (CBI), organismo internacional especializado en estándares de emisiones verdes.

Cabe recordar que el desarrollo del “Marco para Bonos Verdes” y la selección del portafolio es el resultado de un trabajo multi-ministerial liderado por el Ministerio de Hacienda, y en el cual también participaron los Ministerios de Agricultura, Energía, Medio Ambiente, Obras Públicas, y Transporte, y con el valioso apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En forma adicional, el Ministro Felipe Larraín explicó que esta operación se enmarca en la autorización que brinda la Ley de Presupuestos 2019 para allegar recursos a la nación y financiar el presupuesto. Asimismo, acotó que el objetivo de “aprovechar el buen momento de mercado, con bajas tasas de interés, y establecer una nueva referencia de bono verde a 12 años en euros, permitió ampliar aún más nuestra base de inversionistas al incluir más de 64 nuevas cuentas de inversionistas verdes (ESG) a quiénes se le asignó un 71% de la emisión.”

La autoridad valoró el trabajo realizado por el equipo del Ministerio de Hacienda, de los bancos colocadores de la operación (JP. Morgan, Crédit Agricole CIB y Société Générale), y de los asesores legales Cleary, Gottlieb, Steen y Hamilton, a nivel internacional, y Morales y Besa, a nivel local.

En línea con lo anunciado en el plan de emisión 2019 en enero del presente año, con esta transacción se concluye la emisión de bonos soberanos en moneda extranjera por un total de US$ 1.500 millones. 

Ir arriba