• version imprimible
Martes, mayo 28 de 2019

Titular de Hacienda participa en puesta en operación plena de sistema de trazabilidad fiscal del tabaco

Sobre el impacto fiscal, el Ministro Larraín dijo que las estimaciones indican que con esta tecnología de vanguardia se podrá reducir la evasión de impuestos por la venta de cigarrillos y aumentar la recaudación en el orden de US$ 100 millones por año. 

El Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, participó hoy en el Servicio de Impuestos Internos (SII) en la puesta en operación plena del Sistema de Trazabilidad Fiscal para la cadena de comercialización de los cigarrillos.

Se trata de una tecnología de vanguardia que permitirá al organismo obtener información certera sobre las cajetillas que se comercializan en Chile, distinguir productos falsificados de los originales y resguardar el interés fiscal.

La implementación de este mecanismo, independiente de la industria, permite el monitoreo diario y dinámico de la información recibida a través del análisis y cruce de datos para la definición y ejecución los controles tributarios correspondientes.  

“El proceso de trazabilidad dispuesto por el SII consiste en un sistema que permite controlar las cantidades y los tipos de cajetillas de cigarrillos, mediante la incorporación de una marcación física, verificable mediante el uso de tecnología. En el caso de la producción nacional es este código, en el caso de las importaciones es un sello o estampilla que se pone a las importaciones. De tal manera que toda cajetilla que se vende en el mercado formal debería contar ya sea con algunos de estos dos elementos de trazabilidad”, explicó el Ministro de Hacienda en una actividad realizada en el Centro de Monitoreo de la Subdirección de Informática del SII y donde el titular del SII, Fernando Barraza, expuso sobre el nuevo sistema.

“El Sistema de Trazabilidad identifica los productos que se elaboran en Chile y los que recibimos como importación, transmitiendo esta información a nuestro Servicio, lo que nos permitirá desarrollar estrategias de fiscalización focalizadas y oportunas, en el marco de nuestro Modelo de Gestión Tributaria", sostuvo Barraza.

El Ministro Larraín precisó que, en diciembre de 2018, las empresas comenzaron a adecuar sus plantas al nuevo sistema y, en marzo de este año, comenzó el proceso de marcación de cajetillas, el cual debe estar finalizado en los próximos días para el 100% de la producción nacional de cigarrillos.

“Con este sistema de marcación de cajetillas, el comprador final podrá verificar la autenticidad del producto que está adquiriendo, tanto en el caso de la producción nacional, como en el caso de las importaciones. De tal manera que tenemos también aquí una seguridad para el consumidor sobre qué es lo que está adquiriendo”, destacó el titular de Hacienda.

Sobre el impacto fiscal, el Ministro Larraín dijo que las estimaciones indican que, gracias a este nuevo sistema de trazabilidad, se podrá reducir la evasión de impuestos por la venta de cigarrillos y aumentar la recaudación en el orden de US$ 100 millones por año. Esto es basado en la experiencia internacional de la implementación de este tipo de medidas. 

La autoridad agregó que esta innovación es una muestra más del valor de la tecnología como herramienta para reducir la evasión tributaria, tal como también lo fue la factura electrónica implementada en la primera administración del Presidente Sebastián Piñera, y se prevé que lo sea el uso obligatorio de la boleta electrónica, que está incluido en el proyecto de Modernización Tributaria. 

En la actividad realizada hoy –y en la que también participaron el director del Servicio Nacional de Aduanas, José Ignacio Palma, y el subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno- el SII explicó que el organismo realizará controles automáticos a productores e importadores, verificando el correcto pago del Impuesto Específico a los Cigarrillos, y también de otros impuestos como IVA y Renta.

Ir arriba